Una red de empresas fantasma recibió contratos del Gobierno mexicano y desvió 160 millones de euros

Las carcajadas de este hombre contagian a cualquiera. No puede creer que Francisco, su vecino, sea dueño de una empresa que ganó contratos millonarios con el Gobierno federal. “Pero si él sólo hace chambitas de plomería, mire su casa”, dice mientras señala la vivienda que apenas se mantiene en pie en una ranchería con caminos de tierra y calles sin nombre, en Villahermosa, Tabasco.

Fuente: http://www.eldiario.es/internacional/Mexico-corrupcion-Pena-Nieto_0_683831837.html