Trump arremete contra Obama por la intervención rusa en las elecciones

TRUMP ARREMETE EN POLONIA CONTRA OBAMA POR NO HACER NADA EN LA INTERVENCIÓN DE RUSIA EN LAS ELECCIONES
‘La razón es que pensaba que Hillary iba a ganar’

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha reconocido este jueves que Rusia pudo intervenir en las elecciones presidenciales del pasado mes de noviembre. En una rueda de prensa en Varsovia junto a su homólogo polaco, Andrzej Duda, Trump ha afirmado que además de Moscú “probablemente también otros países” influyeron en el proceso electoral.

Ante las preguntas de los periodistas, el mandatario se ha preguntado por qué Barack Obama conociendo que “mucha gente interfirió” en los comicios no hizo nada. Además acusó a su predecesor de que su inacción estaba motivada porque creía que la candidata de su partido, Hillary Clinton, iba a ganar las elecciones.

“La razón” por la que Obama no hizo “nada” es “porque pensaba que iba a ganar Clinton”, aseguró Trump, que agregó que si el anterior presidente hubiese pensado que él iba a ganar los comicios presidenciales, sí que hubiese actuado.

Corea del Norte

Sobre la creciente tensión tras el lanzamiento de un misil intercontinental por parte de Pionyang, el presidente ha asegurado que “habrá consecuencias por su mal comportamiento”. Afirma que no quiere que Corea del Norte se convierta en una nueva Siria, sin embargo, ha declarado que “habrá que hacer algo” ante esa actitud “peligrosa”.

El mandatario estadounidense pidió a las naciones aliadas que se sumen no sólo a combatir el terrorismo sino también la amenaza de Corea del Norte. Mientras, desde su administración, agregó Trump, se está analizando varias respuestas “severas” a su actitud “vergonzosa”. Sin embargo, no quiso entrar en detalles al ser preguntado sobre una posible reacción militar.

“Yo no dibujo líneas rojas”, aseguró Trump, que recordó el “gran error” que supuso para su antecesor, Barack Obama, trazar la línea roja de las armas químicas en Siria. Una promesa que a su juicio después fue cumplida cuando se probó su uso por parte del régimen del presidente sirio, Bacha al Asad.

Fuente: The Washington Times