Trump cede a la presión y termina condenando a los neonazis y racistas blancos

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, condenó al martes al Ku Klux Klan (KKK), los neonazis, los supremacistas blancos “y otros grupos de odio”, 48 horas después de que un joven blanco arrollara a un grupo de manifestantes antifascistas en Charlottesville (Virginia) y asesinara a una mujer en una jornada de incidentes violentos iniciado con la convocatoria de una concentración ultraderechista. 

Con un tuit y una declaración pública en New Jersey, donde pasa las vacaciones el presidente hizo una condena genérica de la violencia producida pero adjudicándola a “los dos lados”. Fue criticado por congresistas demócratas y republicanos y los medios de comunicación. Su hija Ivanka fue el único alto cargo de la Casa Blanca –es consejera del presidente- en señalar a los grupos racistas como responsables de la violencia.

El lunes, Trump viajó a Washington para asistir a una reunión en la Casa Blanca y leyó otra declaración, sin permitir preguntas de los periodistas, en la que por primera vez acusaba directamente a los grupos de extrema derecha y neonazis: “El racismo es el mal y aquellos que causan violencia en su nombre son criminales y matones, incluyendo el KKK, los neonazis, los supremacistas blancos y otros grupos de odio que son repugnantes a todo lo que queremos en Estados Unidos”, dijo Trump.

Fuente: http://www.eldiario.es/internacional/Trump-Ku-Klux-Klan-supremacistas_0_675783011.html