Suecia abre mañana el proceso contra el autor del atentado con camión en Estocolmo

Un tribunal de Estocolmo iniciará mañana el juicio contra el uzbeko Rakhmat Akilov, autor confeso del atentado con un camión en el centro de la capital sueca en el que murieron cinco personas y catorce resultaron heridas en abril.

Akilov, de 39 años y que tenía orden de expulsión tras serle rechazada su solicitud de asilo, está acusado de un delito de terrorismo, ya que el atentado buscaba castigar a Suecia por formar parte de la coalición internacional contra el Estado Islámico (EI), de acuerdo con el escrito de acusación difundido hace dos semanas.

La fiscalía sostiene que Akilov se ofreció a cometer un atentado en nombre del EI, organización por la que no ha ocultado sus simpatías y que nunca se ha atribuido la autoría del ataque.

Según él mismo ha confesado en los interrogatorios, su intención era hacer detonar una bomba hecha con bombonas de butano y objetos de metal al estrellar el camión -robado- contra unos grandes almacenes, pero no estalló y Akilov huyó del lugar del atentado, aunque fue capturado horas después en la periferia de Estocolmo.

Antes del ataque vio en su móvil un “discurso islamista” con la expresión “es hora de morir” y se grabó jurando lealtad al EI.

Aunque actuó solo, el fiscal afirma que discutió con anterioridad la posibilidad de cometer un atentado con otras personas, recibió información de cómo fabricar bombas y, desde el camión robado que usó en el ataque, intercambió mensajes y envió fotos a un individuo.

Los servicios de inteligencia suecos (Säpo) han revelado que casi todos los contactos fueron con personas residentes fuera de Suecia, aunque no ha habido detenciones en el extranjero.

Una investigación de la agencia sueca TT apunta a que Akilov, que pertenece a la minoría tayika en Uzbekistán, usó servicios de mensajería encriptados para comunicarse sobre todo con personas vinculadas a las células tayikas del EI entonces asentadas en Mosul.

En el juicio que comienza mañana, y que se espera finalice el 9 de mayo, se acusa también a Akilov de un delito de intento de atentado contra 130 personas, las que según los cálculos del fiscal estaban en la trayectoria directa del camión el día del ataque.

La investigación ha revelado que el uzbeko había hecho tareas de reconocimiento por el centro de Estocolmo en distintas ocasiones, varias veces un viernes, como el día del ataque, y que buscó en internet otros posibles objetivos como clubes para homosexuales.

Más de una docena de personas han sido retenidas por la policía durante la investigación, e incluso tres llegaron a ser arrestadas y consideradas sospechas, pero finalmente fueron liberadas sin cargos.

Llegó a Suecia en 2014

Rakhmat Akilov, que está separado y tenía 4 hijos, llegó a Suecia en 2014 y pidió asilo alegando que sufría persecución política en Uzbekistán, pero las autoridades no dieron credibilidad a su petición, que además había hecho bajo identidad falsa.

Su solicitud de asilo fue rechazada finalmente en diciembre de 2016, cuando se decretó su salida del país, y fue a finales de febrero cuando la policía emitió una orden de búsqueda contra el uzbeko, que permaneció en Suecia en la clandestinidad.

Akilov recorrió casi 600 metros de la principal calle peatonal de Estocolmo el 7 de abril atropellando a viandantes hasta estrellarse contra la fachada de unos grandes almacenes.

Fuente: http://www.eldiario.es/internacional/Suecia-manana-proceso-atentado-Estocolmo_0_739476477.html