Nativismo en EEUU: el pecado original

Para ser un país fundado por inmigrantes desde su mismo origen, los Estados Unidos de América han tenido importantes facciones políticas convencidas de que la inmigración debía ser limitada, y de modo drástico. A menudo las justificaciones de este rechazo a la inmigración tuvieron entonces, como tienen hoy, un tono etnicista cuando no abiertamente racista. Las limitaciones siempre se dirigen hacia poblaciones consideradas en cada momento indeseables, desde los alemanes en el siglo XVII a los mexicanos, centroamericanos y musulmanes hoy, pasando por los irlandeses e italianos (el catolicismo era rechazado), chinos y japoneses, franceses y rusos revolucionarios, judíos de Europa Central y gentes del Mediterráneo en general.

Fuente: http://www.eldiario.es/internacional/Nativismo-EE-UU-pecado-original_0_677182325.html