La justicia condena a Ratko Mladic, el ‘carnicero de Srebrenica’, por genocidio y crímenes de guerra

El exlider militar serbobosnio Ratko Mladic ha sido condenado este miércoles a cadena perpetua por el genocidio de Srebrenica y por crímenes contra la humanidad cometidos durante la guerra de Bosnia (1992-1995) en el Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia (TPIY).

Mladic, conocido como el ‘carnicero de Srebrenica’, ha sido declarado culpable de diez de los once cargos que pesaban contra él, incluido el del genocidio de Srebrenica, en el que fueron asesinados al menos 8.000 musulmanes y otros miles sufrieron saqueos y violaciones en otras partes de Bosnia. Sin embargo, se ha librado del cargo de genocidio por buscar el exterminio de la población bosniaca y bosniocroata.

El presidente del tribunal, Alphons Orie ha afirmado en el veredicto que Ratko Mladic intentó crear territorios “étnicamente limpios” de bosniacos (musulmanes) y bosniocroatas. Le ha responsabilizado también de lanzar “personalmente” una “empresa criminal” para aterrorizar a la población civil de Sarajevo durante el asedio a la capital bosnia.

La sentencia apunta que el exmilitar “compartía la intención” y “el objetivo criminal” de exterminar a los musulmanes durante la guerra de los Balcanes y lo considera un “instrumento” fundamental para perpetrar los crímenes juzgados.

A pesar de la orden de que fue acusado formalmente por este tribunal en julio de 1995 y de la orden de detención internacional, no fue hasta mayo de 2011 que se le localizó en Lazarevo, un pueblo a unos 100 kilómetros al norte de la capital Belgrado, y unos días después fue transferido a la prisión de Scheveningen, en La Haya.

Mladic fue expulsado de la sala

Mladic sufrió una “crisis de hipertensión” mientras escuchaba su sentencia. El militar pidió una pausa de cinco minutos al tribunal para acudir al baño, pero el excomandante permaneció en los servicios del tribunal durante más de 40 minutos.

Al reiniciarse la sesión, su equipo de abogados pidió aplazar la sentencia para otro día dada la situación de salud del acusado, pero la corte insistió en finalizar de leer el veredicto.

Ante esta negativa, Mladic comenzó a gritar y protestar señalando a los jueces, y ante la tensión, el magistrado Alphons Orie pidió a seguridad que le retirase de la sala y le trasladase a otra para escuchar su sentencia.

24 años persiguiendo los crímenes de los Balcanes

El TPIY ha empleado 24 años a juzgar a los principales responsables de los crímenes cometidos durante la contienda de los Balcanes: presentó acusaciones contra 161 personas, desde soldados de bajo rango, hasta importantes cargos tanto del Gobierno, como del Ejército y la Policía de la antigua Yugoslavia.

Durante dos décadas, los magistrados escucharon a casi 5.000 testigos y celebraron unas 11.000 sesiones para procesar a múltiples acusados de genocidio, crímenes de lesa humanidad, violaciones de las leyes y usos de la guerra y la violencia como armas.

Después de la sentencia de este miércoles contra Mladic, la corte cerrará oficialmente sus puertas, prevista para el 31 de diciembre, aunque mantendrá abierta una pequeña parte provisional para atender los recursos de otros casos.

Los veredictos de la TPIY servirán como base jurídica en procesos civiles y eso permitirá a múltiples víctimas de las guerras exigir compensaciones y denunciar a sus agresores a nivel local.

Fuente: http://www.eldiario.es/internacional/Ratko-Mladic-carnicero-Srebrenica-genocidio_0_710779146.html