La India, a un paso de criminalizar el divorcio exprés entre musulmanes

La India está a un paso de aprobar una ley que criminaliza con penas de cárcel de hasta tres años la práctica musulmana del “triple talaq”, por la que un marido puede poner fin a su matrimonio de forma instantánea y unilateral repitiendo tres veces la palabra “talaq” o “me divorcio”.

La Ley para la Protección de los Derechos Matrimoniales de las Mujeres Musulmanas 2017 recibió ayer el voto a favor en el Congreso indio, donde el partido hinduista BJP del primer ministro Narendra Modi, detrás de la iniciativa, tiene mayoría, y se espera que se presente la semana que viene en el Senado para su aprobación final.

“Estamos muy contentas porque llevábamos demandando una ley desde hacía mucho tiempo”, afirmó a Efe Zakia Soman, una de las fundadoras del Movimiento de Mujeres Musulmanas Indias (BMMA, por sus siglas en hindi), que aboga por la extinción de esta práctica que, dicen, afecta a cerca del 67 % de las divorciadas musulmanas en el país.

Soman critica que hasta ahora, con el “triple talaq”, el poder de poner fin a un matrimonio musulmán recaía de manera unilateral en el marido, que “podía pronunciar esa palabra tres veces y expulsar a la mujer de manera repentina”, dejándola desprotegida en la calle.

Además el marido no necesitaba estar presente y podía pronunciar el “triple talaq” a través de una llamada telefónica, por carta o haciendo uso de redes sociales como Facebook o WhatsApp.

“El matrimonio es una relación seria y esta postura unilateral no puede ser aceptaba”, subrayó la activista, que lleva luchando por la prohibición del “triple talaq” de manera incesante desde 2011.

Además el pasado agosto el Tribunal Supremo indio ya había declarado “inconstitucional” la práctica del “triple talaq”, que afecta a los 180 millones de musulmanes que viven en la India, un estado secular de 1.210 millones de habitantes con mayoría hindú.

Los cinco jueces, cada uno de una de las religiones mayoritarias de la India (hinduismo, islam, sijismo, cristianismo y zoroastrismo) y entre los que estaba el presidente de la máxima instancia, J.S. Khehar, consideraron que esta forma de divorcio exprés va en contra de la Constitución del país.

El veredicto fue anunciado por mayoría pero sin consenso, ya que dos de los magistrados sostenían que el “triple talaq” está amparado por la Ley Personal Musulmana, una legislación introducida en 1937 para tratar los asuntos “personales” específicos de este religión.

La principal formación opositora india, el Partido del Congreso de la dinastía Nehru-Gandhi, también ha mostrado reticencias hacia la ley redactada por el BJP, ya que la criminalización del “triple talaq” puede poner a la mujer en una posición de vulnerabilidad.

Esta postura dentro de la oposición podría suponer que se complique la aprobación de la ley en el Senado, al carecer la formación de Modi de mayoría en esa Cámara.

Algunos grupos feministas de musulmanas que venían combatiendo esta práctica desde hacía años también se han mostrado en contra de la ley porque, dicen, carece de “perspectiva de género”.

“Si se envía al hombre a la cárcel, ¿quién compensará a la mujer? (…) Esto victimiza a las musulmanas, supone una carga mayor para ellas”, aseguró a Efe Hasina Khan, fundadora del colectivo de agrupaciones feministas musulmanas Bebaak.

Khan sostuvo que tenían suficiente con la invalidación de esa forma de divorcio exprés por parte del Tribunal Supremo, porque la ley impulsada por el Gobierno de Modi está redactada “a toda prisa” y dentro del marco del hinduismo más radical contra el islam.

“¿El Gobierno quiere salvar el matrimonio sin el marido? ¿Cómo puede ser eso posible? (…) Es un día triste para nosotros, un día negro”, sentenció la activista.

Fuente: http://www.eldiario.es/internacional/India-criminalizar-divorcio-expres-musulmanes_0_723727917.html