La comedia satírica “La muerte de Stalin” es estrenada en Moscú pese a la prohibición

La comedia satírica La muerte de Stalin, cuya proyección había sido suspendida por el Ministerio de Cultura ruso, se estrenó finalmente anoche en Moscú en un cine abarrotado de espectadores sentados en las butacas y hasta en el suelo.

La película británica criticada por personalidades de la cultura rusa por burlarse de los dirigentes y símbolos soviéticos hizo lleno en el céntrico cine “Pioner” de la capital rusa, especializado en cintas extranjeras en versión original.

Al filme del escocés Armando Iannuci, que cuenta en clave de humor negro las intrigas protagonizadas por Jruschov, Beria, Molotov y otros dirigentes soviéticos después de la repentina muerte del dictador Iosif Stalin, se le retiró esta semana el permiso de exhibición después de un preestreno al que asistieron destacados miembros de un consejo adscrito al Ministerio de Cultura, entre ellos el famoso cineasta Nikita Mijalkov.

Algunos arremetieron contra la cinta al considerar que calumnia la historia de la URSS y mancilla la memoria de los ciudadanos soviéticos que derrotaron al Fascismo.

Tras ello, el Ministerio de Cultura decidió retirarle la licencia, aunque su titular, Vladímir Medinski, negó que se tratara de un acto de censura gubernamental.

Medinski adelantó que, además de retirarle la acreditación de exhibición, se decidió realizar un análisis jurídico del contenido de la cinta para valorar si podía tener carácter extremista.

Sin embargo, el público llenó anoche el “Pioner” y, según algunos de los asistentes, muchos reaccionaron con risas ante la sátira política, y en general la acogió positivamente.

Incluso una mujer de 83 años, que asistió en persona al entierro de Stalin en 1953, comentó que “ver la película es difícil, no se puede prohibir, porque es lo que pasó”.

Según informa la sala “Pioner” en su página web, las entradas para esta película están totalmente vendidas hasta el 3 de febrero para las dos sesiones diarias en que se seguirá proyectando.

Aunque otros cines de Moscú anuncian en internet la película, Efe intentó comprar entradas y no fue posible.

La muerte de Stalin tuvo su estreno mundial en septiembre pasado durante el Festival de Toronto, al que acudieron sus principales protagonistas.

Entre las críticas en Rusia, los comunistas la han tachado de “provocación” en vísperas de las elecciones presidenciales del 18 de marzo, en las que el actual presidente, Vladímir Putin, buscará la reelección.

La imagen de Stalin, quien dirigió con mano de hierro la URSS durante más de un cuarto de siglo, ha mejorado en los últimos años y cada vez son menos los rusos que le consideran un dictador sanguinario culpable de la represión de millones de personas.

Fuente: http://www.eldiario.es/internacional/satirica-Stalin-estrenada-Moscu-prohibicion_0_733527276.html