Israel moviliza a más miembros de sus fuerzas de seguridad en un nuevo día de protestas palestinas

Las fuerzas de seguridad israelíes han sido movilizadas y reforzadas en Jerusalén y Cisjordania ante la convocatoria de protestas palestinas para este viernes, día sagrado musulmán, en rechazo a la decisión del presidente estadounidense Donald Trump de reconocer Jerusalén como capital de Israel.

La Policía israelí confirmó a Efe el refuerzo y despliegue de unidades en Jerusalén, especialmente en torno a la Ciudad Vieja donde se encuentra la Explanada de las Mezquitas y donde se espera que acudan decenas de miles de palestinos a rezar este mediodía.

“No hay ninguna limitación especial ni restricciones de entrada (al templo sagrado)”, confirmó a Efe el portavoz policial, Micky Rosendfeld, una medida que se ha tomado en anteriores convocatorias como parte de la seguridad.

La zona Este ocupada de Jerusalén, donde está la ciudad amurallada, ha amanecido con relativa normalidad tras la jornada de huelga del jueves, con los comercios abiertos y mayor trasiego de visitantes y residentes.

El Ejercito israelí reforzó desde este jueves las fuerzas de defensa y de inteligencia en Cisjordania, con el envío de batallones, ante la previsión de manifestaciones y, según la emisora de radio Kan, “las unidades de entrenamiento recibieron instrucciones para estar preparadas por si fuera necesario enviar refuerzos”.

Más de 100 heridos

Este jueves se produjeron los primeros enfrentamientos entre palestinos en Cisjordania que se acercaron a los puestos militares israelíes, ante lo que el Ejército respondió con amplio material antidisturbios que dejó decenas de heridos.

La Media Luna Roja indicó que atendió a 108 manifestantes por heridas de balas recubiertas de caucho, gases lacrimógenos y caídas en Ramala, Tulkarem, Belén, Qalquilia, Nablus, Yenín y la Franja de Gaza.

En Jerusalén Este, las unidades policiales controlaban los accesos a la entrada de la ciudad amurallada por la Puerta de Damasco, y prevenían a jóvenes varones unirse a una protesta de un grupo de mujeres, lo que aumentó intermitentemente la tensión.

El movimiento islamista Hamás ha llamado a iniciar una tercera intifada y las facciones palestinas han pedido participar en el llamado “Día de la Ira” para mostrar el rechazo al anuncio de Trump.

Macron llama a la calma

El presidente francés, Emmanuel Macron, ha lanzado “un llamamiento a la tranquilidad y a la responsabilidad de todos” tras el anuncio de Estados Unidos, con la que se ha mostrado crítico.

En la apertura de una reunión en París del llamado Grupo internacional de apoyo al Líbano, Macron ha manifestado en una declaración a la prensa su esperanza de que la iniciativa de Washington, que a su juicio debería ser objeto de una negociación entre las partes, “no venga a añadir inestabilidad a la región”.

El presidente francés ha calificado en los últimos días de “desafortunado” el giro dado por el presidente norteamericano, Donald Trump, al reconocer Jerusalén como capital de Israel al margen de la negociación con los palestinos.

Sobre esa misma cuestión también se pronunció el primer ministro libanés, Saad Hariri, que consideró que los apoyos que va a recibir su país en favor de la estabilidad de la comunidad internacional son “aún más urgentes” tras la decisión de Trump.

Más allá de asegurar que eso “complicará todavía más el proceso de paz” entre palestinos e israelíes, reiteró su “rechazo” a la nueva posición estadounidense y su apuesta por una solución de dos Estados que permita hacer también de Jerusalén la capital de Palestina.

Fuente: http://www.eldiario.es/internacional/Refuerzo-fuerzas-seguridad-israelies-protestas_0_716378406.html