El ruido detectado en el Atlántico Sur no es del submarino argentino desaparecido

La Armada argentina ha confirmado que el “ruido” detectado en la zona del Atlántico Sur donde se busca el submarino ARA San Juan, que lleva seis días incomunicado con 44 tripulantes a bordo, no corresponde al sumergible, aunque se hará un último barrido por ese mismo punto “para que no queden dudas”.

“Ese ruido se analizó, la firma acústica, y no corresponde a un submarino, a un patrón de lo que sería golpes de casco en sistema morse. Es un ruido continuo, constante, que podría llegar a ser ruido biológico”, señaló en declaraciones a la prensa desde la sede central de la Armada en Buenos Aires el capitán Enrique Balbi, portavoz de este cuerpo castrense.

En la tarde de este lunes, se informó de que varias embarcaciones que participan en las labores de búsqueda del submarino habían detectado un “ruido” que podía pertenecer a la nave a 360 kilómetros de la Península Valdés, en la Patagonia argentina, donde hay una profundidad promedio de 200 metros.

Ese punto coincide con el viaje que debía hacer el submarino, que había partido el lunes con 44 tripulantes a bordo del sureño puerto de Ushuaia y se dirigía de regreso a su base, en Mar del Plata.

“La línea directa que iba a llevar el submarino de Ushuaia a Mar del Plata justo va coincidiendo con el limite de la zona económica exclusiva (argentina), donde está el talud”, añadió Balbi.

Hasta el lugar donde se detectó ese sonido se había desplazado una aeronave de exploración submarina de la Armada de Estados Unidos, que llevó una grabación de ese ruido a la base naval donde se encuentra el centro coordinador de búsqueda y rescate, donde se analizó y procesó esa información y que llevó a descartar cualquier vínculo con el sumergible.

A la vez, el portavoz de la Armada reiteró que se va a aprovechar la navegación que venían haciendo dos buques oceanográficos del cuerpo y un buque polar brasileño para hacer “un barrido con sus ondas” por ese mismo “punto para que no queden dudas y descartar si el ruido, como dice bien el estudio, no es de un submarino”.

El oxígeno restante

Una de las incógnitas sobre el estado de la tripulación es cuánto oxígeno tienen disponible sin salir a la superficie a reponer reservas a través del llamado snorkel. Según La Tercera, el portavoz de la Armada argentina señaló que el submarino tiene comida, oxígeno y combustible para 90 días. Pero, si sigue sumergido sin parar, solo habría aire suficiente para siete días más.

Este tiempo se reduce según los expertos que cita La Nación, que apuntan a que desde este lunes puede que solo les queden cinco días más de oxígeno para sobrevivir. Pero tampoco ofrecen un dato exacto, ya que se trata de una variable “vital e imposible de calcular”.

En Gizmodo también señalan que la nave tendría recursos para 90 días, pero solo si emerge cada 48 horas para recargar baterías. Pero advierten de que un fallo eléctrico, del que al parecer el capitán advirtió, pondría en peligro los alimentos frescos.

Sin noticias desde el día 15

Fue el pasado viernes cuando autoridades de la Armada señalaron que el submarino había reportado por última vez su posición en la madrugada del miércoles, por lo que, pasado un tiempo prudencial sin tener comunicación con la nave, se resolvió activar a última hora de la tarde de este jueves el protocolo de búsqueda.

El pasado sábado aumentaron las esperanzas después de que el Ministerio de Defensa señalara que unas comunicaciones satelitales registradas ese mismo día podían proceder del submarino desaparecido, aunque la Armada hoy lo descartó.

Este lunes, el presidente de Argentina, Mauricio Macri, viajó hasta Mar del Plata, donde se encuentra la base de operaciones del submarino y donde vive la mayoría de sus tripulantes, para informarse de la situación y apoyar y acompañar a todos los familiares, que aguardan, entre nervios e incertidumbre.

Fuente: http://www.eldiario.es/internacional/detectado-Atlantico-Sur-submarino-desaparecido_0_710429314.html