El huracán Irma deja por el momento una treintena de muertos en EEUU

La cifra provisional de muertos relacionadas con el paso devastador del huracán Irma por el sureste de EEUU alcanza ya la treintena de personas, aún sin conocer el balance final de daños y pérdidas materiales, que tardará meses en determinarse, y sin una cifra definitiva de las autoridades estadounidenses.

Existe, de hecho, una disparidad de cifras porque en los medios locales no hay un criterio establecido para relacionar algunas muertes con el huracán que cruzó Florida de norte a sur para disiparse sobre Alabama este martes.

En los Cayos de Florida (extremo sur del estado), donde el ojo del huracán golpeó el pasado domingo como ciclón de categoría 4, se contabilizan al menos 8 muertos, además de más de cuarenta heridos, según cifras oficiales.

Otras 12 personas murieron en los condados de Broward, Liberty, Duval, Pinellas, Pasco y Marion, (oeste, centro y sureste), en un estado donde todavía 110.000 personas permanecen acogidas en refugios, según datos de la Gobernación.

Un buen número de las víctimas fallecieron por inhalación de monóxido de carbono expulsado por generadores instalados en las viviendas para contrarrestar la falta de luz eléctrica causada por Irma. Otros en accidentes de tráfico, en los preparativos previos o durante la tormenta y uno por la descarga eléctrica de un cable de alta tensión.

A los fallecidos en Florida y el Caribe, donde Irma dejó un saldo de al menos 38 víctimas mortales, hay que añadir la muerte de cuatro personas en Carolina del Sur y al menos otras dos en el estado de Georgia, donde el huracán Irma, ya degradado a tormenta tropical, descargó intensas lluvias.

Las muertes en estos estados se produjeron por la caída de árboles sobre viviendas y vehículos o accidentes de tráfico. Además de las víctimas mortales, en Georgia, unos 548.000 hogares y negocios (el 50% de los afectados) permanecen todavía sin electricidad, dos días después de que Irma, degradado ya a tormenta tropical, descargará fuertes lluvias a su paso.

The Weather Channel habla de un cómputo eventual de 47 víctimas mortales y miles de millones de pérdidas en daños materiales desde el Caribe a Estados Unidos.

Ocho ancianos fallecieron en un asilo

La muerte de 8 personas en un asilo de ancianos de la ciudad de Hollywood, al norte de Miami, en un caso relacionado con la pérdida de electricidad en las instalaciones por el paso del huracán ha impactado a las autoridades. 

La Policía realiza en estos momentos una “investigación criminal” del siniestro, que se produjo probablemente por inhalación de monóxido de carbono que emitía un generador eléctrico o por el calor registrado a raíz de la interrupción en el suministro de electricidad. Por ese motivo, otras 115 personas tuvieron que ser evacuadas.

El gobernador del estado, Rick Scott, aseguró que esta noticia le había “partido el corazón absolutamente” y exigió respuestas sobre esta “situación espantosa”.

Horas más tarde, tras la revisión de los 42 asilos de la zona por parte de las autoridades, otro centro de ancianos en la ciudad North Miami Beach era desalojado por tener los mismos problemas de abastecimiento de electricidad, y por ende de aire acondicionado, cuando las temperaturas alcanzaron los 32 grados centígrados.

Todavía se desconoce cuánto tiempo estuvo el centro de atención a la tercera edad sin energía antes de que durante la madrugada de este miércoles realizaran una llamada de emergencia. Las imágenes difundidas por los medios mostraban a ancianos en sillas de ruedas en el exterior de las instalaciones.

Las consecuencias de Irma en Florida lo siguen sintiendo 3,5 millones de clientes de empresas de servicio eléctrico, que representa el 33% de los usuarios del estado que siguen sin luz tres días después del paso del huracán. Las empresas eléctricas confían en que la gran mayoría de sus usuarios hayan recuperado el fluido antes de que acabe la semana.

En el plano económico, y, solo en el estado de Florida, las autoridades señalaron que ya se habían destinado cerca de 250 millones de dólares en labores de recuperación y limpieza.

Pero esa cifra será considerablemente más elevada, pues al menos un 25% de las viviendas de los Cayos quedaron destruidas, cerca del 65% de los inmuebles sufrieron daños considerables y el 90% presenta algún tipo de desperfecto, según la Agencia Federal de Gestión de Emergencias (FEMA).

La firma de análisis de catástrofes AIR Worldwide estima que el daño ocasionado por Irma a las propiedades aseguradas en Estados Unidos oscila entre los 20.000 y los 40.000 millones de dólares, con una destrucción en el Caribe de entre 5.000 y 15.000 millones de dólares.

Fuente: http://www.eldiario.es/internacional/huracan-Irma-provisional-treintena-EEUU_0_686282456.html