El Gobierno de Venezuela condena el ataque al Parlamento entre las acusaciones de la oposición

El ministro de Defensa de Venezuela, Vladimir Padrino, condenó el ataque al Parlamento perpetrado por un grupo de simpatizantes armados del chavismo que hirieron a varios diputados de la oposición y sitiaron durante más de siete horas el recinto impidiendo la salida de los legisladores.

“Condenamos la violencia en cualquiera de sus formas, venga de donde venga”, escribió en su cuenta de Twitter Padrino, que calificó los hechos ocurridos en la Asamblea Nacional de “inaceptables”.

El titular de Defensa además alabó al presidente Nicolás Maduro por haber condenado previamente la violencia en el Parlamento. “Como estadista y líder político repudió de manera inmediata estos hechos de violencia”, dijo Padrino sobre el jefe del Estado, que horas antes había ordenado una investigación sobre lo ocurrido.

Asimismo, el ministro de las Fuerzas Armadas pidió a la oposición que siga el ejemplo del presidente y exprese también su repulsa cuando “se atacan bases militares, centros de salud, educativos y de alimentación”.

Padrino acusó a la oposición de haber cometido durante la actual ola de protestas antigubernamentales actos “terroristas” como “linchamientos, obstaculización de vías públicas, instigación a la rebelión”, y les recriminó el “uso de menores” en sus actividades contra el Gobierno.

La reacción del ministro al asedio de este miércoles al Parlamento se produce después de que diputados antichavistas de esta Cámara de mayoría opositora responsabilizaran al Gobierno del asalto y recriminaran a la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) que no evitara el acceso de los violentos a la sede del Legislativo.

La oposición: “No nos van a amedrentar”

Varios de los diputados opositores heridos por el grupo de manifestantes simpatizantes del chavismo han afirmado que “van a seguir de pie” a pesar de las intimidaciones. Una de ellos fue Nora Bracho quien responsabilizó al Gobierno de Nicolás Maduro de lo ocurrido en el Parlamento, y aseguró que insistirán en su lucha pese a las agresiones.

“Ahí tenemos a un régimen encadenado y queriendo mentirle al pueblo de Venezuela como que si aquí no está pasando nada, mientras tanto envía a sus colectivos a asediarnos aquí, a violentarnos, a cometer cualquier atropello, a golpear a los diputados con tubos, a disparar”, dijo.

“Hasta cuándo violencia; la violencia es de quien no tiene la razón, pero nosotros seguimos en pie de lucha porque somos dignos representantes del pueblo de Venezuela y seguiremos defendiendo la majestad de la Asamblea Nacional (AN)”, añadió.

Un intento de “tomar la soberanía popular”

El diputado Américo de Grazia fue uno de los más afectados por las agresiones al sufrir una contusión con herida abierta en la cabeza y otra en la cavidad torácica, entre otras lesiones. El político quedó tendido en el suelo inconsciente después de que fuera atacado cuando intentaba ayudar a su compañero Armando Armas cuando este recibía patadas en el suelo y era despojado de sus pertenencias.

“Salí porque vi que estaban golpeando al diputado Armas y por supuesto me metí a ayudarlo a quitarle a todos esos bandidos que tenía encima y logré quitarle al menos a uno de ellos cuando sentí el golpe en la cabeza, me golpearon con un tubo o algo así”, relató desde el hospital.

Por su parte, Armas recordó las 91 personas muertas durante la ola de protestas venezolanas, por lo que para él “unos coñazos (golpes) no son nada”, dijo, y aseguró que lo ocurrido hoy en la AN fue un intento por “tomar la soberanía popular”.

Asimismo, el legislador Leonardo Regnault, que resultó herido en la cabeza, declaró que está recuperado, y señaló que continuará “en la lucha”. “Esto que me hicieron a mi y a los demás compañeros no nos va a amedrentar, no nos va a hacer que huyamos, nosotros vamos a seguir hacia adelante, vamos a seguir luchando por la libertad, por la democracia”, afirmó desde el hospital, aunque siempre sin violencia: “No nos van a llevar a la violencia”, señaló.

El presidente del Parlamento, el opositor Julio Borges, informó de que además de los parlamentarios Armas, De Grazia, Bracho y Regnault, resultó lesionado los diputados Luis Carlos Padilla y Juan Guaidó, además de otros siete trabajadores del Parlamento.

El ataque al Parlamento se registró cuando los opositores concluían una sesión solemne para conmemorar los 206 años de independencia y poco antes de que se iniciara una segunda sesión en la que se aprobó un referendo sobre la Asamblea Nacional Constituyente convocada por Maduro.

Fuente: http://www.eldiario.es/internacional/ministro-Defensa-venezolano-chavistas-Parlamento_0_662133807.html