El exdirector de Al Jazeera afirma que Trump es el culpable del estallido de la crisis entre Arabia Saudí y Qatar

A pocas horas de que acabe el ultimátum concedido por Arabia Saudí y sus aliados de la región a Qatar, el exdirector general de Al Jazeera, Wadah Khanfar, defiende que la crisis ha estallado por culpa de Trump y su visita a Arabia Saudí el pasado mes de mayo. Arabia Saudí, entre otras cosas, exige a Qatar el cierre de la cadena Al Jazeera.

“La situación explotó con la visita de Trump a Arabia Saudí, donde fue recibido por 55 países del mundo islámico gracias a los saudíes. Trump no se ha visto en una igual. En ella, el presidente dio luz verde a Arabia Saudí y a sus aliados para manejar la región y eso se consigue bloqueando a Qatar”, ha señalado Khanfar en un encuentro con los medios celebrado este martes en Madrid y organizado por la fundación Common Action Forum, de la que él mismo es presidente. “Trump les dijo que pueden hacer lo que quieran, pero hay otras potencias en la región, como Turquía e Irán que nunca lo permitirán”, ha añadido.

Khanfar, que en 2011 presidía la lista de pensadores globales de la revista Foreign Policy, sostiene que “la región vive una absoluta transformación geopolítica”. Identifica dos factores importantes en el estallido de la crisis. Por un lado, el triunfo de la contrarrevolución a la Primavera Árabe y, por otro, la retirada y el debilitamiento de la presencia de Occidente en la región.

“A partir de 2013 se produce una decadencia de la ola de la Primavera Árabe y un auge de la contrarrevolución” promovida por Arabia Saudí y sus aliados, ha explicado. Sin embargo, “Qatar no estaba en línea con esta tendencia y se situó al margen de las medidas promovidas por Arabia Saudí”, y ello enfureció a la monarquía saudí. “La contrarrevolución empezó con el golpe de Sisi en Egipto, la inmensa presión en Túnez contra los islamistas, el caso de Libia con Jalifa Haftar…”.

En cuanto al segundo factor, Khanfar señala que “el centro occidental que ha dominado siempre la región ahora es débil”. Khanfar, palestino de nacimiento, cree que “pronto habrá un nuevo orden internacional en la región” y que EEUU “ha dado rienda suelta a Arabia Saudí y está perdiendo a Turquía e Irán”. “Turquía e Irán son hoy los países de mayor influencia en la región y, aunque difieren en Siria, tienen posiciones similares en otros asuntos”, sostiene. Con su retirada, “EEUU está forzando a estas dos potencias a cooperar”, ha señalado.

Turquía ha perdido el respeto a EEUU, ya que no se siente seguro con la intervención de EEUU contra Daesh [por su apoyo a las milicias kurdas]”, ha señalado Khanfar. Por su parte, Javier Solana, ex secretario general de la OTAN y presente en el encuentro, ha recordado la idea transmitida por Trump sobre Irán en su visita a Arabia Saudí: “El mundo tiene dos enemigos; Daesh e Irán”.

En opinión de Khanfar, el desconocimiento de Trump ha permitido “enmarcar el asunto de Qatar en la lucha contra el terrorismo”. El exdirector ha recordado que Trump celebró en un primer momento las medidas tomadas por Arabia Saudí, creyendo que este país está actuando contra el extremismo “sin ni siquiera saber que tiene una base militar en Qatar”. Ello obligó al Departamento de Estado a publicar un comunicado posterior rebajando las declaraciones del presidente.

Objetivo: cerrar Al Jazeera

Wadah Khanfar destaca que la única exigencia clara y concisa de la lista de Arabia Saudí es el cierre de Al Jazeera. “Cerrar la cadena supondría una rendición como la de los alemanes en la Segunda Guerra Mundial porque Al Jazeera es la herramienta más poderosa de poder blando que tiene Qatar”.

El exdirector recuerda que el canal de televisión nace como heredero de BBC Arabic, “cerrado a causa de las presiones de Arabia Saudí”. “Por eso esto es una continuación de una guerra anterior”, ha añadido.

Preguntado por la postura de la cadena de promover la democracia en la zona cuando en Qatar no hay un régimen democrático, Khanfar ha explicado que la postura del país fue “aceptar el cambio” y no oponerse a él. “La postura de Qatar es que la región necesita una reforma y esta tiene que ser pacífica. Aunque los Hermanos Musulmanes no eran la mejor opción, la idea de Qatar era relacionarse con ellos y educarlos, pero no encarcelarlos”.

La estrategia de la represión, ha señalado Khanfar, solo provoca más extremismo e inestabilidad. “Recuerdo que en 2011 pregunté a mi redacción dónde estaba Al Qaeda. Al Qaeda estaba decayendo gracias a las esperanzas de reforma y cambio que había provocado la Primavera Árabe”, ha explicado. “Si continuamos bloqueando la esperanza, llegará otra organización extremista” para llenar ese vacío.

Fuente: http://www.eldiario.es/internacional/Trump-Arabia-Saudi-Qatar-Jazeera_0_661434369.html