Dos pastores encuentran un extraño objeto en la zona de Mula (Murcia)

Dos pastores localizan un objeto «caído del cielo» en Los Llanos del Cagitán. La Guardia Civil lo intervino y tomó fotos del paraje, en el que no había ni una sola huella que apuntara a que alguien lo había dejado.

«Esto ha tenido que caer del cielo». Fue la única certeza que tuvieron los hermanos Francisco y Juan Espín del Amor cuando iban junto a su rebaño por el paraje de Los Llanos del Cagitán, a unos kilómetros de Mula, y se percataron de la presencia de «una cosa extraña». En concreto, de una especie de esfera, formada por un material de color negro, totalmente hueca, que pesaba entre 15 y 20 kilos y tenía un diámetro de unos 70 centímetros.

«Aquello no era normal», relataban ayer a ‘La Verdad’ estos vecinos de Calasparra, que suelen sacar a pastar a su rebaño de cabras y ovejas por aquella zona. A pesar de que se trataba de un bancal lleno de barro, «no vimos restos de pisadas ni ninguna huella», salvo el agujero que había causado la esfera. «No sabíamos qué era, pero lo tocamos», reconocían estos hermanos de 27 y 25 años.

El siguiente acto reflejo fue sacar sus móviles para hacerle fotos y grabar un vídeo para difundirlo por WhatsApp. «Les preguntamos a nuestros amigos si sabían qué era eso. Tenía una especie de válvula en la parte de arriba y parecía estar forrada por algo como fibra de vidrio. Nunca habíamos visto algo así».

1446659612154

En internet hay fotos de una bola similar, que cayó en Sudáfrica en 1962 desde un cohete Atlas de la NASA

Desde hace unos días, el Ejército está haciendo unas maniobras en el término de Calasparra, por lo que los pastores pidieron su opinión a los militares. Cuando éstos comprobaron que noPoliciaAerea pertenecía a ningún vehículo de guerra, comenzó el ‘baile’ de fuerzas del orden por la zona. Aunque el despliegue estuvo a años luz de los guiones de Steven Spielberg, lo cierto es que Francisco y Juan no daban crédito al giro que había tomado su jornada de pastoreo. Los agentes de la Guardia Civil inspeccionaron Los Llanos del Cagitán y tomaron fotos del objeto antes de incautárselo.

Mientras tomaban imágenes también acudió una patrulla de la Policía Aérea. Para entonces, el cuñado de los pastores, Iván Moya Sánchez, ya estaba cotejando en internet las fotos y los vídeos de la esfera que le habían enviado vía WhatsApp. «Era como una bola de carbono, con una aleación extraña». Este ‘community manager’, de 24 años, de la empresa Noroeste Social Media, no tardó mucho en localizar en internet una hipótesis razonable para explicar el hallazgo. «La esfera tiene toda la pinta de ser un recipiente de presión para gases (COPV), posiblemente de alguna estación espacial. Estos objetos están hechos de un material tan resistente que sobreviven casi intactos a reentradas en la tierra y hasta a explosiones catastróficas».

De hecho, encontró imágenes de una esfera similar que en 1962 cayó en Sudáfrica, procedente de un cohete Atlas de la NASA. «Maquinaria terrestre no puede ser», comentaba ayer con humor este ‘community manager’. «Soy de ciencias, pero no soy un fanático de los ovnis y del espacio». De momento, ni la Dirección General de Aviación Civil ni la Benemérita han confirmado la procedencia del objeto.

¿Nos fumigan?

chemtrails Murcia
Foto: Chemtrails Murcia

Según el grupo “Chemtrails Murcia” este jueves 5 noviembre tenía lugar esta curiosa y “didáctica secuencia fotográfica de la manipulación climática sobre los cielos de Murcia”:

1ª fase, fumigación anti nubes
2º fase, irradiar con ondas las nubes, y 45 minutos después…
3º fase, no quedan nubes

Y es que el hallazgo de estos pastores en el paraje de Los Llanos del Cagitán se extendió como la pólvora por Calasparra y volvió a sacar a la palestra el asunto de las avionetas que ‘bombardean’ nubes con metales pesados para supuestamente evitar las precipitaciones. «Esa bola sirve para almacenar gases y la utilizan las avionetas ‘antilluvia’», comentaba un vecino.

Todo parece apuntar a que durante una temporada las ovejas y las cabras de Francisco y Juan no volverán a pastar por aquel paraje, después de que se colase un objeto no identificado entre el rebaño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *